16/01/2019

¡Nos casamos! Cómo asentar las bases de la administración financiera en pareja.

Nada se parece más a una sociedad comercial que el matrimonio. Tanto como cuando te vas a casar como cuando estás buscando un socio, buscas a alguien que complemente tus fortalezas y balancee tus debilidades. De forma similar, en ambos casos tienes un proyecto en común por el cual luchar y, al final del día, en la casa el objetivo común es lograr la vida soñada y en la sociedad el negocio soñado sin ahogarse en deudas o cerrar en rojo todos los meses.

Por esta razón, al planificar un futuro con tu pareja, es importante establecer reglas financieras para la administración de esta nueva sociedad. Si puedes hacerlo antes de casarte es mejor. De esta forma, evitarás discusiones y desacuerdos. Sin embargo, si aún no lo han hecho, cualquier momento es bueno para empezar. Veamos algunos consejos que les ayudará a iniciar la planificación y podrán empezar cuanto antes:


Tip 1: Elijan un método para manejar las finanzas de la casa.

Existen dos métodos comunes para manejar las finanzas de una casa, el método ¨Todo Junto¨ y el método ¨División de Responsabilidades¨.

El método ¨Todo Junto¨ consiste en que ambos depositan el total de sus ingresos en una misma cuenta (preferiblemente mancomunada) y desde esa cuenta cubren todas las responsabilidades de la casa.

Este método motiva a la pareja a trabajar en equipo y promueve la transparencia total pues se enfrentan las responsabilidades en conjunto y no de forma individual. Es precisamente esta disminución de la individualidad que motiva a algunos a optar por otros métodos de administración financiera, que cuestionan incluso cómo pudieran realizar regalos a su pareja cuando los fondos son compartidos. Una alternativa media, es acordar un porcentaje del salario da cada uno que cubra las necesidades fijas y de ahorro, restando un remanente para uso individual.

El segundo método es el de ¨División de Responsabilidades¨. En este, cada elige un número de facturas específicas de las cuales se encargará todos los meses. Por ejemplo: uno paga el préstamo hipotecario y la energía eléctrica y el otro cubre el supermercado, el teléfono y el internet. Esta división de facturas es permanente hasta que se establezca lo contrario, durante sesiones de ¨vinito financiero¨ (ver tip 2), y la responsabilidad recae en cada quien, no en los dos, lo que permite que la rendición de cuentas sea más fácil.

En éste método la asignación de facturas se hace en torno a los ingresos de cada quien. El remanente luego de pagar las facturas y cubrir cuotas de ahorro para proyectos familiares, puede ser utilizado a consideración del generador de dichos ingresos.


Tip 2: Tengan un vinito financiero cada mes.

Luego de elegir un método para manejar las finanzas de la casa, hay que trabajar en establecer una comunicación financiera saludable y no hay mejor forma de hacer esto que con el vinito financiero mensual.

Este es el nombre divertido que le hemos dado a una cena o salida que deben tener las parejas mínimo una vez al mes para hablar de cómo van las finanzas de la casa. La razón principal de esta salida mensual es evitar conversaciones incómodas de dinero durante el mes, en la que una o ambas partes pudieran estar presionadas o poco dispuestas a tener una conversación acerca de dinero.

El vinito financiero, como toda reunión entre socios, tiene sus reglas:

  1. No hablar de temas fuertes de dinero durante el mes o en los pasillos de la casa. Anoten todos los temas de conversación cuando surjan para así poder tocarlo todos en dicha sesión.
  2. Agendar de manera seria el vinito financiero. No cancelarlo o faltar por cualquier otro compromiso “importante.”
  3. Entren a la cita en un contexto de socios, no en un contexto de pareja. Esto ayudará a que no se tomen los temas de manera personal.
  4. Vean un resumen de cómo van las finanzas de la casa analizando los ingresos versus los gastos. ¿Hay alguna deuda nueva?
  5. Hagan compromisos y tomen decisiones para mejorar los puntos levantados. Trazen planes de acción concretos con fechas y metas alcanzables.

Sólo con elegir un método para manejar las finanzas de la casa y tener una salida financiera mensual es suficiente para disminuir las discusiones financieras de la casa. Al final, el tema del dinero aunque a veces se ponga un poco emocional, es bastante fácil de dominar. Basta solo con pensar como socios, no como pareja en esa reunión del mes y tomar decisiones cuidando los intereses de todos.

Por: Félix Rosa

@themoneychoachrd

< Regresar al Blog

Otros artículos recomendados

Categoría: Consejos

¡Compro mi primera vivienda! Los primeros pasos hacia mi préstamo hipotecario.

Creado por: Seguridad Informacion

22/05/2019

Roma no se construyó en un día, tampoco el inicial de tu casa. Para muchas personas decir “Mi casa, mía de mi propiedad” puede verse como un paso tan grande que a veces pareciera inalcanzable. Sin embargo, es normal que todo lo que es importante para nosotros...

Categoría: Noticias

Aprendiendo a ahorrar de la manera correcta

Creado por: Zahiry Villamizar

27/11/2019

En finanzas personales hay pocas fuerzas tan efectivas como un buen hábito de ahorro. Sin embargo, me he dado cuenta de que la mayoría de las personas no ahorran de la manera correcta. Muy a menudo veo que pasan uno de dos escenarios: o estamos convencidos de...

Categoría: Consejos

Las 5 C’s del Crédito

Creado por: Zahiry Villamizar

07/08/2019

Es muy probable que si tomas un préstamo hipotecario, este sea uno de los créditos de mayor tamaño y responsabilidad que tomes en toda tu vida. Por eso el proceso de aplicación y evaluación no es tan sencillo como la solicitud de una tarjeta de crédito o...

Chat Apap